Monday, January 18th, 2021

Aguantando mientras estás en espera

Play

¿Estás en un lugar en este momento en el que sientes que te aferras a tu vida y simplemente no sabes lo que va a pasar? Tal vez tu trabajo está siendo eliminado y estás frente al trauma de encontrar otro. O puede ser que tu matrimonio esté en ruinas y no estés seguro de si sobrevivirá. ¿Podría ser que un hijo pródigo te esté rompiendo el corazón, tomando muy malas decisiones y alejándose de Dios? ¿O te enfrentas a una crisis financiera que te parece un desastre? Podrías decir que solo estás aguantando mientras estás en espera.

Y ya sabes, que no sólo son estas cosas traumáticas, sino que la vida parece estar llena de situaciones casi diarias e interminables, en las que simplemente tenemos que esperar- cosas que no se están moviendo como pensamos que deberían. Entonces, estamos frustrados y agotados por aguantar mientras estamos en espera.

Cuando piensas en alguien en la Biblia que estuvo en espera, lo más probable es que pienses en Job . Hablando sobre aguantar cuando se esta en espera, nadie ha soportado más que Job mientras esperaba que Dios se moviera . En Job 6 dice:

»¡Ah, si Dios me concediera lo que pido!  ¡Si Dios me otorgara lo que anhelo!. »¿Qué fuerzas me quedan para seguir esperando? ¿Qué fin me espera para querer vivir? ¿Tengo acaso la fuerza de la roca?    ¿Acaso tengo piel de bronce? (Job 6: 8, 11-12).

Y en el capítulo 7, sigue diciendo:

Mis días se van más veloces que una lanzadera, y sin esperanza alguna llegan a su fin. Recuerda, oh Dios, que mi vida es un suspiro; que ya no verán mis ojos la felicidad (Job 7: 6-7).

Sus palabras pueden expresar tu corazón. Al igual que Job, puedes estar diciendo o pensando: ¿Por qué Dios no ha concedido lo que le he pedido? Yo no tengo fuerzas para seguir aferrándome. Después de todo, ¡solo soy carne! He perdido la esperanza y nunca seré feliz de nuevo.

Si ahí es donde estás, tengo palabras de esperanza para ti cuando estas aguantando.


Tuesday, January 19th, 2021

Aguantando mientras estás en espera

Play

¿Estás en una posición de espera? Sabes, te sientes atrapado; ¿No puedes avanzar o retroceder y no puedes cambiarlo? Puedes sentirlo como una eternidad, cuando estás aguantando, pero a menudo este sentimiento de desesperanza no se muestra tanto externamente como te corrompe por dentro. 

Toma la forma de lo que Thoreau llamó “desesperación silenciosa”. Sigues adelante, sigues diciendo las cosas correctas y manteniendo una apariencia de normalidad, pero en el interior realmente te has rendido. Estás pasando por los cambios de un matrimonio o un trabajo; estás haciendo que la gente piense que todo está bien con tus hijos o padres, pero en realidad estás emocionalmente distante; no queda más pelea en ti, y estás casi en el lugar donde realmente no te importa.

Quiero compartir tres verdades simples que te ayudarán a aguantar cuando estés en espera. Y la primera es:  Confía en la soberanía de Dios. Eso simplemente significa que continúas creyendo que nada sucede en el universo de Dios que esté fuera de la influencia y autoridad de Dios. Y crees que lo mismo es cierto en tu vida. Dios es soberano en tu vida. Por lo tanto, puedes confiar en que en su soberanía hará que todas las cosas trabajen juntas para tu bien, incluso el mal y los males de los demás y la crueldad de este mundo infestado de pecados.

Créeme, sé que no es fácil confiar cuando estás en espera, especialmente cuando parece que tu mundo se está desmoronando a tu alrededor. Pienso en una amiga que pasó por años de dolor y sufrimiento por un esposo infiel y un matrimonio roto, la muerte de dos hijos, otro hijo que se alejó de Dios y otras pérdidas importantes. Honestamente, ella era una historia de Job hoy en día, y a menudo me preguntaba cómo lo logró. Obviamente, todas esas cosas dejaron profundas cicatrices y dolor, pero ella lo convirtió en una oportunidad para ministrar a los demás. Completó un título en consejería bíblica y ahora tiene una voz para ayudar a otros que están “en espera” porque ha caminado por caminos profundos y oscuros. En la soberanía de Dios y como solo Dios puede hacer, él convirtió su dolor en danza y, como resultado, él le ha dado un ministerio más amplio y eficaz.

Si tú puedes poner tu confianza en la soberanía de Dios hoy, independientemente de tus sentimientos, y simplemente repetir que crees que él todavía está en control, ese es el primer paso para aguantar mientras está en espera.


Wednesday, January 20th, 2021

Aguantando mientras estás en espera

Play

¿Qué puedes hacer cuando estás en espera, cuando Dios te tiene en una sala de espera y te sientes atrapado, impotente o enojado, o todo lo anterior?

El segundo paso es confiar en el tiempo de Dios. Escucha estos versículos del Salmo 37: 5-7:

Encomienda al Señor tu camino; confía en él, y él actuará. Hará que tu justicia resplandezca como el alba; tu justa causa, como el sol de mediodía. Guarda silencio ante el Señor, y espera en él con paciencia; no te irrites ante el éxito de otros, de los que maquinan planes malvados

El tiempo de Dios a menudo nos parece muy inapropiado. Qué bien puede resultar de esperar más – así es como lo vemos. Puedo mirar hacia atrás en mi vida y ver cómo los períodos de espera de mi vida tuvieron un propósito, un propósito que no vi o que no me gustaba en ese momento. Pero en retrospectiva, ahora puedo entender que Dios tenía un propósito para las demoras que me parecían tan innecesarias.

Durante unos cuatro años, mi iglesia estuvo en proceso de abrir un hogar residencial para mujeres que habían sido víctimas de trata o explotación sexual. Fue un gran viaje y ahora tenemos una hermosa casa en el lugar correcto, haciendo lo que Dios nos ha llamado a hacer. Pero en el camino había otras dos casas que pensé que Dios quería que tuviéramos, e intenté todo lo posible para que sucediera. Pero las puertas se cerraron y recuerdo haberme preguntado si alguna vez encontraríamos la casa adecuada en el lugar adecuado. Créeme, te encuentras con todo tipo de obstáculos cuando quieres abrir una casa como esta. Parecía una misión imposible. Y luego, a través de una referencia rápida de una persona, encontré una casa que parecía correcta, y con una velocidad increíble, fuimos dueños de esa casa en una semana. Cuando llegó el momento de Dios, las cosas se movieron muy rápido, pero no pude ver eso cuando estábamos en espera.

Quizás ahí es donde estás hoy. Estás esperando que Dios se mueva y parece que llega bastante tarde. Proverbios 19: 2 nos recuerda que “El afán sin conocimiento no vale nada; mucho yerra quien mucho corre.” En otras palabras, la impaciencia te conseguirá problemas. Correr delante de Dios no es el camino a seguir. Entonces, ¿puedes confiar en el tiempo de Dios, quitar las manos y esperar pacientemente en él? Es una de las lecciones más importantes que debes aprender si estás aguantando cuando estás en espera.


Thursday, January 21st, 2021

Aguantando mientras estás en espera

Play

¿Cómo puedes aguantar cuando estás en espera? Como seguidores de Cristo, esa es una pregunta que todos enfrentamos- y generalmente- muchas veces en nuestro viaje espiritual. Estamos en esa sala de espera y no vemos luz al final de ese túnel. Has estado allí, ¿verdad? Quizás ahora estés allí.

Estoy compartiendo tres verdades básicas de la Palabra de Dios que te sostendrán cuando estés en espera. La primera fue, Confía en la soberanía de Dios: él todavía tiene el control, independientemente de cómo te parezca a ti. Luego la número dos es Confiar en el tiempo de Dios. Casi siempre no es tu momento, pero puedes confiar en que él sabe mejor que tú.

Y luego, el paso tres es realmente crítico y es Confiar en el Amor de Dios. A menudo, cuando estamos en espera, comenzamos a preguntarnos si a Dios realmente le importa. Tal vez cantaste cuando eras un niño, “Jesús me ama, bien lo sé”… pero puedes realmente cantarlo de nuevo? ¿Estás en el lugar donde has comenzado a dudar de que Dios te ama? ¡No puedes entender por qué te mantiene en esta sala de espera si realmente te ama!

Sabemos que nada puede separarnos del amor de Dios, ¡ nada ! Escucha de nuevo esta increíble verdad de Romanos 8 : 35, 37-39:

¿Quién nos apartará del amor de Cristo? ¿La tribulación, o la angustia, la persecución, el hambre, la indigencia, el peligro, o la violencia?  Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor.

Puede que no sientas su amor, pero eso no cambia el hecho de que él todavía te ama y siempre lo hará. En Jeremías 31 : 3b leemos: “Con amor eterno te he amado; por eso te sigo con fidelidad. “¿Alguien en tu vida te ha prometido amarte o ha dicho que te ama, pero no era un amor confiable? ¿No fue eterno? Por favor cree que Dios no ama como la gente ama; él deposita su amor en ti y nunca te dejará ir . Eso es porque él no nos ama a ti y a mí porque somos realmente adorables; él no nos ama solo cuando nosotros lo amamos a él . Ha declarado que su amor es eterno y nunca falla.        

Si puedes creer eso, te ayudará a aguantar cuando estés en espera


Friday, January 22nd, 2021

Aguantando mientras estás en espera

Play

En Hebreos leemos que Dios dijo: “«Nunca te dejaré; jamás te abandonaré»”(Hebreos 13: 5b). Y ese “nunca” incluye los momentos en que no sientes su presencia; cuando en cambio te sientes abandonado y solo.      

Me encanta esta canción de Babbie Mason que dice:

Dios es demasiado sabio para equivocarse
Dios es demasiado bueno para ser cruel
Entonces cuando no entiendes
Cuando no ves Su plan
Cuando no puedes trazar Su mano
Confía en Su corazón

 ¿Puedes confiar en su corazón? Pienso en lo que dijo Pedro cuando muchos de los discípulos de Jesús se volvieron y ya no lo siguieron. ” ¿Ustedes también van a marcharse?” Jesús preguntó a los Doce. Simón Pedro le respondió: Señor, ¿a quién iríamos? Tú tienes las palabras que dan vida eterna” (Juan 6: 67-68).  

¿A dónde vas a ir cuando estás en espera y la vida parece un flujo interminable de malas noticias, o cuando has estado esperando y esperando que suceda algo bueno y, en cambio, las cosas empeoraron? ¿Cuáles son tus opciones? Creo que hay momentos en los que llegas al final de tu cuerda y todo lo que te queda por hacer es decidir si confiarás en Dios o no, si creerás que él te ama o no. Pedro y los otros discípulos estaban en un punto de ruptura, sin entender lo que Jesús estaba haciendo, y se preguntaban si habían cometido un gran error al echar su suerte con este maestro galileo. Pero Pedro lo hizo bien: Señor, ¿a quién iríamos? Tú tienes las palabras que dan vida eterna.

Eso es lo que los discípulos necesitaban en ese momento: palabras de vida eterna; la verdad que Jesús era el camino, la verdad y la vida, y podían confiar en él por toda la eternidad. ¿Y no es eso lo que necesitas cuando estás aguantando? Necesitas esperanza de que esto no sea para siempre; Hay una eternidad por venir y será bendecida y perfecta.

Solo quiero animarte, si estás aguantando mientras estás en espera, a que confíes en el corazón de Dios; dejar de lado tus dudas y temores y simplemente elige creer que Dios es soberano, que su momento es el correcto y que su amor nunca te dejará ir, ¡nunca!